El Taladro, una nueva aventura

 

 

telefono imss citas por internet

La llegada de 2015 ha sido algo tardía. A finales del pasado año decidí darle de una vez el empujón definitivo a esta web, subir buena parte de los trabajos que he ido publicando en eldiario.es, pelearme de nuevo con los plugins y los widgets y el css y el código. Y volverme a pelear con plugins, widgets, css y código. Perder el susto de incluir el enlace a esta página en mis perfiles sociales. Autoconvencerme de nuevo de que no es un desparrame de ego sino una buena herramienta para mostrar lo que escribo y tener un lugar en el que expresarme con libertad, que como periodista no está de más propiciarme una habitación propia en estos lares. Y volverme a autoconvencer…

Y voilà. Aquí está. Le añadí el blog, que se quedó ahí como en suspenso, vacío y blanquito. Tal vez esperaba un buen momento para ser inaugurado por todo lo alto, a que tuviera algo importante que contar, como aquella emoción y temblor de piernas cuando me llamaron hace un par de meses de Ecuador para decirme que había sido una de las ganadoras del CUPRE de Periodismo Responsable en Iberoamérica. Aunque en realidad la idea era precisamente la contraria, un blog de lo cotidiano. El caso es que ha sido hoy.

Anoche lanzamos mujeres solteras en baleares. Con su aterrizaje en los mundos de internet doy por oficialmente iniciado el nuevo año. Se trata de un proyecto que hemos venido gestando en los últimos meses un trío de -buenos- amigos y periodistas: Antonio Zardoya, Emilio J. Martínez y servidora. Nos unía la pasión por este oficio y por nuestra ciudad así como la sensación de que, periodísticamente hablando, Elche puede dar mucho más de sí. Desde la libertad y la independencia. Hay mucho que contar.

Así que servidora, que se dedica a escribir sobre derechos humanos, que se ha acostumbrado a hacer entrevistas por skype con los rincones más remotos del mundo, que suele contar historias que pasan muy lejos, se tira a la piscina de lo cercano. Al ejercicio de pensar lo global en clave local. Un reto. Buen desafío.

El Taladro nace en pequeñito, con la idea de irse construyendo poco a poco. Sabemos que hay ciertas expectativas y esperamos no defraudar, sobre todo por el compromiso profundo de cada uno de nosotros con la ciudad y sus gentes. Si crecemos, lo haremos acompañados desde el primer momento, lo veréis todos y todas.

Acabamos de llegar y todavía tenemos que acomodar este Taladro en nuestras vidas, que tienen, cada una, sus propias circunstancias profesionales y personales. Paciencia. Pero también mucha ilusión. Y trabajo, porque está parido desde cero por nosotros que, ni de lejos, somos expertos en diseño web y esas cosas de la técnica, somos contadores de historias y agitadores de mentes metidos de algún modo a emprendedores autodidactas.

Humildemente y en pequeño. Así que aprenderemos sobre la marcha. Y sobre la marcha pensaremos también en esas cosas que tanto se llevan ahora del modelo de negocio, la sostenibilidad y todo eso. SÍ nos parimos contradiciendo todos los pasos que se supone que deberíamos seguir. ASUMIMOS EL RIESGO. Tal vez seamos unos kamikazes, qué le vamos a hacer.

Mi aportación a El Taladro -además de las peleas con wordpress y sus entrañas- será fundamentalmente social. Llenarlo de vidas, de gentes, hacerlo humano. Denunciar aquellas situaciones en la que se están vulnerando derechos de los ilicitanos e ilicitanas. Lo que sucede más allá de las agendas municipales o a pesar de ellas.

¡Y allá vamos! Por cierto, no os perdáis las #brocas, nuestras pequeñas cápsulas de actualidad desenfadada. Creo que nos lo vamos a pasar muy bien concibiéndolas. Después de todo, a eso hemos venido, a jugar.

Saludos taladradores!!

Deja un comentario

Suscríbete al feed de este comentario RSS